EL VERBO PODEROSO DE EMMET FOX
Por Rubén Cedeño

 


Los mejores escritos de Emmet Fox están condensados en “Metafísica Original”. Allí está una altísima selección de todos sus mejores escritos de Metafísica, que desarrollan El Cristo, nos sostienen en conciencia positiva, con fórmulas determinantes para la Ascensión y Liberación, dan todo lo que necesitamos al principio, a la mitad y al final de la encarnación. Si hubiese que quedarse con un solo capítulo de toda la obra de Emmet Fox, sería con “El Verbo Poderoso”. Allí está todo. Pueden comenzarlo a practicar a partir de hoy. Me hacen el favor, lo rezan cada mañana en la mañana.


ESPÍRITU
“Yo Soy Espíritu Divino”. Cuando tú expresas esto, meditándolo, sintiéndolo, pensándolo, ya te colocaste con tu “Presencia Yo Soy” en su naturaleza que es “Espíritu Divino”. “En Dios yo vivo, me muevo y tengo mi ser”. Piensa en eso, lo que es vivir, moverte y tener tu vida dentro del cuerpo de Dios. “Yo formo parte de la expresión de Dios y expreso perfecta armonía”. Si esto lo sientes plenamente, allí te conectaste con el Plano de la Armonía Perfecta, y no cabe ninguna inarmonía, desazón, ni contrariedad. “Yo individualizo la Omnisciencia”. Hay que ver lo que significa eso, que tú como ser humano individual decretas saberlo todo, ya lo afirmas para que se cumpla y no ignores nada de lo que se debe saber. Cada palabra de estas debes meditarla por un rato.


SABIDURÍA
“Yo tengo directo conocimiento de la Verdad”. Esto quiere decir que decretas la capacidad de observar, percibir y aprender la Verdad por ti mismo sin necesidad de ayuda externa de un gurú ni nadie ajeno a ti. “Yo tengo perfecta intuición”. Es saber captar las cosas sin que nadie te tenga que estar diciendo o corrigiendo para poder saber algo. “Yo tengo percepción espiritual”. Esto es grandioso, quiere decir que tú decretas percibir todo lo que es espiritual, Dios, los Maestros Ascendidos, las Enseñanzas de los Rayos, los Principios, el Cristo y el Yo Soy. Luego viene una frase pequeña, pero inmensa que lo dice todo: “...YO SÉ...”, Es afirmar que todo lo sabes, que estas seguro de todo lo concerniente a tu vivencia espiritual, esto es apropiarse de la acción del Rayo de Dios de la Iluminación. “Dios es mi Sabiduría, de manera que no puedo errar”. Con esta afirmación comienzas a programar que no haya errores, equivocaciones, malos entendidos en tu vida. “Dios es mi inteligencia”, Aquí realizas el Segundo Rayo de la Sabiduría de Dios se hace uno contigo. “No puedo sino pensar correctamente”, eliminas toda posibilidad de pensar con error o equivocadamente, que es un gran alivio.


DIOS EN ACCIÓN
“No hay pérdida de tiempo ya que Dios es el único hacedor”. Con esta afirmación ya te programas a que todo tu tiempo sea dedicado a Dios y quitas tu personalidad tu “yo personal” del medio haciendo que solo Dios sea el que actúe a través de ti. No te creas mas que eres el hacedor de tus cosas bellas y buenas, es Dios. “Dios actúa a través de mí”. Hay que concienciar eso, de que eres Dios actuando en la Tierra. Afirma esto cada vez que te encuentras haciendo algo por el grupo y por la Enseñanza.


ACCIÓN CORRECTA
“De manera que siempre estoy actuando correctamente y no hay peligro de que yo ore incorrectamente”. Elimina el temor de creer que estás orando mal. Para esto es imprescindible practicar la Oración Científica. “Yo pienso lo indicado, de la manera indicada en el momento apropiado. Mi trabajo siempre está bien hecho porque es el trabajo de Dios”. Quiere decir que tu trabajo está dedicado a Dios, no importa que sea escribir en un ordenador en una oficina o para la metafísica, dar clases en un colegio o de la Enseñanza Espiritual, ser guía turístico, lo que sea, da igual, es el Trabajo de Dios. “El Espíritu Santo siempre me está inspirando”. “Mis pensamientos son frescos, nuevos, claros y poderosos como cuadran a la Omnipotencia”.


PODER DE LA ORACIÓN
“Mis oraciones son manufacturas del Espíritu Santo, poderosas como el águila y mansas como la paloma. Salen en el Nombre de Dios mismo y no pueden regresarme vacías”. Esto quiere decir que todas tus oraciones de la manera en como las haces se las entregas al Espíritu Santo que es el ser que encarna la Vida y el Amor para la Tierra, para que sean perfectas, sin fallas y tienen que llegar de vuelta hacia nosotros con soluciones. “Cumplirán aquello que a mí me plazca, y prosperarán en aquello a que sean dirigidas: ‘Doy gracias a Dios por esto”. Esto significa que por lo que oremos, traerá buenos resultados, se cumplirán los decretos y traerán abundancia de toda cosas buena. Ponerse a realizar esto, es una hermosa meta para toda la encarnación, bellísima, da gusto saber que uno puede encausar su vida en algo tan bello como esto.


EL VERBO PODEROSO
EMMET FOX
Yo Soy Espíritu Divino. En Dios vivo, me muevo y tengo mi ser. Soy parte de la auto-expresión de Dios, y por eso expreso perfecta armonía. Yo individualizo la Omnisciencia. Yo tengo conocimiento directo de la Verdad. Tengo perfecta intuición. Ten­go percepción espiritual. Yo sé. Dios es mi Sabiduría; de manera que no puedo equivocarme. Dios es mi Inteligencia; de manera que siempre pienso en la forma correcta. No hay pérdida de tiempo, pues Dios es el único Hacedor. Dios trabaja a través de mí; de ma­nera que siempre trabajo correctamente, y no hay peligro de que obre equivocadamente. Pienso lo correcto, en la forma apropiada, en el momento adecuado. Mi trabajo siempre está bien hecho, pues es el trabajo de Dios. El Espíritu Santo está inspirándome conti­nuamente. Mis pensamientos son frescos, nue­vos, claros, poderosos, con la grandeza del Omnipotente. Mis plegarias son manufacturas del Espíritu Santo, poderosas como el águila y mansas como la paloma. Salen en nombre de Dios Mismo, y no pueden retornar a mí vacías. Lograrán lo que Yo deseo, y prosperarán en aquello a lo que las envío. Doy gracias a Dios por esto.